miércoles, 15 de mayo de 2013

La importancia de los zapatos para plantillas.


Cuando se trata de corregir o aliviar determinadas condiciones podológicas como el pie plano o cavo, las molestias y dolores plantares o en los talones o el pie diabético, las plantillas ortopédicas se convierten en una excelente opción.

Este tipo de tratamiento permite al paciente mejorar de forma importante su calidad de vida, y es que no solo disminuye las molestias ocasionadas por la lesión o condición, sino que además previene los daños que pueden aparecer en articulaciones como los tobillos, las rodillas o la cadera tras una condición podológica que afecte su correcto funcionamiento.

Zapatos para plantillas


Las plantillas ayudan a distribuir de forma adecuada las cargas, aliviando la presión y favoreciendo la salud de nuestros pies y el resto del cuerpo. Las mismas deben ser personalizadas y recomendadas por un podólogo tras una evaluación exhaustiva de la condición del paciente.

Sin embargo, una vez que las plantillas están en nuestras manos, el bienestar de nuestros pies dependerá del correcto uso que le demos y de la frecuencia con que las utilicemos. En este aspecto los zapatos para plantillas se convierten en nuestros mejores aliados:
http://www.alviflex.es/es/vestir/zapatos-para-plantillas

Este tipo de calzados, realizados por profesionales, permiten adaptar de forma perfecta la plantilla al zapato, sin que la misma quede apretada o deforme, al tiempo que evita los roces
o molestias en nuestros pies, permitiendo que la horma pueda realizar su trabajo de forma adecuada, lo que ayuda a mejorar notablemente nuestra condición.

Pero al mismo tiempo el calzado para plantillas protegen todo nuestro pie, manteniéndolo cómodo de forma constante. Este tipo de calzado ofrece un soporte adecuado para el pie, disminuyendo así las posibilidades de sufrir molestias en el talón u otra condición podológica. Cuentan con una suela flexible y una planta anatómica para hacer que nuestro andar sea mucho más ligero y confortable. Junto a la plantilla, reducen el impacto que puede generar nuestra forma de caminar sobre el resto del cuerpo, haciendo que sea posible recorrer distancias medias o largas sin sentirnos fatigados o adoloridos.

Aunque la plantilla ortopédica es la forma más cómoda e ideal de corregir cualquier condición podológica, ésta hace un equipo perfecto con los zapatos para plantillas, completando el tratamiento y ofreciendo al paciente la posibilidad no solo de mejorar su condición, sino también de garantizar su bienestar y comodidad día a día.

Es importante tomar en cuenta que así como el uso y realización de una plantilla ortopédica debe ir siempre recomendada por un podólogo tras una evaluación, los zapatos para plantillas deben ser adquiridos en una tienda o empresa especializada, de esta forma garantizamos su calidad y aseguramos la salud de nuestros pies, mejorando nuestra condición y previniendo futuras complicaciones a nivel podológico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario